Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud

Firma Institucional
Imprimir Imprimir

PLAN NACIONAL DE DESARROLLO 2013-2018

 

Escuche el audio aquí

 


FamiliaLas fuerzas que se asocian para el bien,
no se suman, se multiplican.
Concepción Arenal

Sin salud no se puede alcanzar nada, pero tampoco se logra solo con ella. La salud en México depende de múltiples variables, algunas externas como el ingreso per capita, la situación demográfica o el nivel de instrucción, y otras inherentes a ella como la infraestructura hospitalaria; el acceso a medicamentos y servicios básicos de salud, entre otros.

El Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, ubica a la salud como una de sus estrategias transversales. Por la relevancia del Plan para nuestro quehacer, particularmente en salud pública, a continuación se transcriben fragmentos de lo ya publicado en el Diario Oficial de la Federación.

“Existen logros sustantivos en diversos indicadores como el aumento en la esperanza de vida y la disminución de la mortalidad infantil en el país. Sin embargo, queda pendiente avanzar en algunos indicadores clave de salud. Por ejemplo, la mortalidad materna se redujo a menos de la mitad entre 1990 y 2011 (al pasar de 89 a 43 defunciones de mujeres por cada 100,000 nacidos vivos). No obstante, este indicador se encuentra lejos de alcanzar la meta de 22 defunciones propuesta para 2015, como parte de los Objetivos de Desarrollo del Milenio que fueron pactados con países miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para alcanzar una mejor calidad de vida de la población.

130529 img2Los datos demográficos y epidemiológicos indican que las presiones sobre el Sistema Nacional de Salud serán cada vez mayores, poniendo en riesgo la sustentabilidad financiera de las instituciones públicas. La fecundidad, las tasas de mortalidad y la migración suponen una demanda más elevada de servicios, especialmente asociada al mayor número de adultos mayores (la población de 65 años y más crecerá de 6.2% del total en 2010 a 10.5% en 2030). Este hecho impacta no sólo en el Sistema de Salud, sino que impone desafíos a la organización familiar, así como cargas adicionales de trabajo para los cuidados, especialmente para las mujeres, quienes realizan mayoritariamente este trabajo.

Por otro lado, hay situaciones que atentan contra la salud, como la pobreza y los estilos de vida poco saludables y de riesgo. Por ejemplo, la falta de actividad física, la nutrición inadecuada, sexo inseguro, consumo de tabaco, alcohol y drogas ilícitas, así como la falta de educación vial repercuten de manera significativa en la salud de la población. Estos factores explican, en gran medida, la alta incidencia de enfermedades crónicas como la diabetes mellitus, las enfermedades isquémicas del corazón y los tumores malignos, así como el alto número de personas lesionadas por accidentes.

130529 img3El sobrepeso, la obesidad, la diabetes y la hipertensión han llegado a niveles muy elevados en todos los grupos de la población. Entre los hombres mayores de 20 años de edad, 42.6% presentan sobrepeso y 26.8% obesidad, mientras que en las mujeres estas cifras corresponden a 35.5 y 37.5%, respectivamente.

Por otra parte, en la población escolar (5-11 años) la prevalencia de sobrepeso y obesidad fue de 19.8 y de 14.6%, respectivamente. Con base en la ENSANUT 2012, la diabetes mellitus afecta actualmente al 9.2% de la población del país, lo que representa un incremento de 2.2 puntos porcentuales respecto de 2006. Dado su papel como causa de enfermedad, la obesidad aumenta la demanda por servicios de salud y afecta el desarrollo económico y social de la población. De acuerdo con estimaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el costo de la obesidad fue de 67,000 millones de pesos en 2008. De no actuar, el costo que pagaremos en el futuro será mayor a la inversión requerida hoy para implementar políticas que hagan frente a esta problemática.

130529 img4Existen tres factores que inciden negativamente en la capacidad del Estado para dar plena vigencia al derecho a la salud y que, por tanto, requieren atención. Primero, el modelo con que fueron concebidas las instituciones del sector ha estado enfocado hacia lo curativo y no a la prevención. En segundo lugar, no han permeado políticas con enfoque multidisciplinario e interinstitucionales hacia el mejoramiento de la calidad de los servicios de salud. En este sentido, destaca como un reto a enfrentar la diversidad de hábitos y costumbres de la población en materia de conocimiento y cuidado de la salud. Tercero, en la rectoría y arreglo organizacional vigentes, donde prevalece la participación de instituciones verticalmente integradas y fragmentadas, que limitan la capacidad operativa y la eficiencia del gasto en el Sistema de Salud Pública.”

FUENTE: Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018. Diario Oficial de la Federación 20/05/2013.
IMÁGENES: www.accu-chek.com.mx, Carlos Javier Jiménez, banco de imágenes www.spps.gob.mx/ A:Zúñiga

Última modificación:
Martes, 04 de Junio de 2013 a las 09:31 por Webmaster SPPS

 
SUBSECRETARÍA DE PREVENCIÓN Y PROMOCIÓN DE LA SALUD, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2014 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD
logo Institucional
Edificio Sede de la Secretaría de Salud Lieja 7 1er. piso Col. Juárez, Del. Cuauhtémoc
C.P. 06600, México, D.F.. Tel. (55) 5062 1753
Comentarios sobre este Sitio de Internet Comentarios y Sugerencias sobre éste sitio